Panorámica de Pardos

Antes de comenzar a andar había que comenzar bien...

... porque el caminito se las traía.

La entrada al pueblo, a través de un cortado, es espectacular

Más de cerca

Posando

Detalle de una calle

Al lado de la fuente

Paseando por las vacías calles del pueblo, nos dió la hora de comer

Tocaba regresar

Y para cenar unos conejos al estilo de la sierra

Que, por cierto, tras el toque especial del maestro (Antonio) quedaron para chuparse los dedos